«Id y proclamad que ha llegado el reino de los cielos»

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 10, 1-7

En aquel tiempo, Jesús, llamó a sus doce discípulos y les dio autoridad para expulsar espíritus inmundos y curar toda enfermedad y toda dolencia.

Estos son los nombres de los doce apóstoles: el primero, Simón, llamado Pedro, y Andrés, su hermano; Santiago, el de Zebedeo, y Juan, su hermano; Felipe y Bartolomé, Tomás y Mateo el publicano; Santiago el de Alfeo, y Tadeo; Simón el de Caná, y Judas Iscariote, el que lo entregó.

A estos doce los envió Jesús con estas instrucciones: «No vayáis a tierra de paganos ni entréis en las ciudades de Samaria, sino id a las ovejas descarriadas de Israel.

Id y proclamad que ha llegado el reino de los cielos».

Palabra del Señor.

 

REFLEXIÓN

Jesús es el Enviado, lleno del Espíritu del Padre. Ungidos por el mismo Espíritu, también nosotros somos enviados como mensajeros y testigos de paz. ¡Cuánta necesidad tiene el mundo de nosotros como mensajeros de paz, como testimonios de paz! Es una necesidad que tiene el mundo. También el mundo pide hacer esto: ¡llevar la paz, testimoniar la paz! que no se puede comprar, ni vender: La paz es un don que hemos de buscar con paciencia y construir “artesanalmente” mediante pequeños y grandes gestos en nuestra vida cotidiana. El camino de la paz se consolida si reconocemos que todos tenemos la misma sangre y formamos parte del género humano; si no olvidamos que tenemos un único Padre en el cielo y que somos todos sus hijos, hechos a su imagen y semejanza.

(Francisco, 24 de mayo de 2014)

SANTORAL

Santos: Juan Gualberto, León, abades; Paulino, Andrés, Probo, Lucio, Marciana, Epifania, Miguel, Félix, Nador, Felipe, Próculo, Hilario, mártires; Teodoro, Juan, protomártires rusos; Ansbaldo, Arduino, Ultán, Colman, Dagila, Desiderio, confesores; Hermágoras, Menulfo, Jasón, Partenio, Vivenciolo, obispos; Fortunato, diácono; León I, papa.

¡Feliz día a todos!

 


 

Nota: Por favor, considera compartir esta página con tu familia, amigos o en redes sociales, si deseas que la palabra de Dios llegue a todo el mundo. Gracias de corazón.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información visitando nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: